call me jea, (jeadore_a) wrote,
call me jea,
jeadore_a

[exo] Nos apagamos cuando nadie nos ve

Título: Nos apagamos cuando nadie nos ve
Pareja: Baekhyun x Lay
Palabras: ~7400
Género: ¿Drama?
Rating: PG
Resumen: Baekhyun es divertido y ocurrente y antes de debutar quiere saber lo que es ser una estrella. Yixing es todo lo contrario y es el único que podría responderle. Si al menos se sintiera cómodo a su alrededor.
Nota: Para la Quinta Gala de Rey de una Noche, en este caso, Baekhyun. (Also, hello there~ first exo fanfic)



Nos apagamos cuando nadie nos ve



Siempre intuyó que estaba destinado a entretener. Lo supo con certeza cuando tenía nueve y sus compañeros de curso preferían escucharlo a él que al guía turístico. ¿Y qué si en el Palacio Imperial ya no vivía nadie desde hacía muchos, muchísimos años? Su voz y su carisma atraían la atención de todos, incluso de adultos que pasaban por allí, y, a pesar de los regaños de la maestra, no había quien dejara de escucharlo ni quien no quisiera ser su amigo. La inexistencia de un emperador no modificaba en absoluto el horizonte cargado de bloques de cemento y gigantografías de famosos, menos aún la determinación de Baekhyun de regresar a Seúl e instalarse en el centro de la atención de toda Corea del Sur.
Supuso que sería duro, pero no tan difícil. Porque Baekhyun es mitad determinado, mitad testarudo y completamente optimista. Sus padres solían reírse más de sus ocurrencias que castigarlo, las niñas de su escuela le decían que era lindo y su maestro de canto lo alentaba cada día con más halagos. Además, el cosquilleo en su cuerpo cuando unos cuantos pares de ojos lo observaban ya era agradable y no quería solo imaginar cómo se sentiría con millones de miradas puesta en él.
Y estaba dispuesto a hacer sacrificios. Como dejar atrás a decenas de amigos, unos cuantos importantes, Bucheon y la protección de sus padres. Perdería más de dos horas en viajes hacia Seúl cada día que hiciera lo exámenes y se instalaría en el pequeño sofá del pequeño departamento compartido de un amigo mayor que él por dos años —el cual había conocido en el Festival de música al que se presentó durante la secundaria; el chico poseía una maestría con la guitarra que atrajo a Baekhyun y no tardaron en malgastar tarde enteras juntos, realizando covers de cualquier canción que les gustara— cada vez que se le hiciera muy tarde o necesitara quedarse demasiado tiempo en la capital.
Tenía unas cuantas escuelas de música en mente y varios formularios a completar cuando un representante de SM se le acercó. Una audición y, una semana más tarde, una llamada. Entonces, armar el bolso y adiós papá, adiós mamá, los veré cuando tenga tiempo libre, sí, sí, los extrañaré y a ti también hyung, pero no si conviertes mi cuarto en un depósito o en un nidito de amor para ti y tu novia o ambas. Despedidas y palabras de ánimo. Promesas de que lo logrará.
Eso Baekhyun ya lo sabe.
Lo sabe porque está preparado. Se siente preparado. Ha practicado cantar por horas y horas cada semana, ha sacrificado tiempo que podría haber utilizado en novias y sabe que se desenvuelve perfectamente con la gente. Incluso aprenderá a bailar tan bien como los otros y a actuar. No es soberbia, es seguridad y optimismo. Es saber que ha dejado cosas de lado por empezar a seguir sus ambiciones.
Es poco.
Esa conclusión lo golpea de lleno en el rostro cuando abre las puertas de la sala de entrenamiento y se encuentra con los demás trainees. Son de todas las edades y tamaños. Y la mayoría de ellos poseen ese brillo de feroz determinación en sus miradas. Algunos incluso han practicado cada momento de sus vidas una disciplina y se nota cuando se mueven o abren la boca.
No le lleva mucho tiempo acercarse e intentar conocerlos, para descubrir más sobre los otros chicos. Se amiga rápidamente con un chico exageradamente alto y con risa explosiva, voz profunda y eterno buen humor. Con él pasa la mayor parte de su tiempo libre, entre bromas y covers de guitarra, porque Chanyeol también sabe tocar la guitarra y su amistad se está pareciendo a la que tiene con el chico del Festival. Luego está el chico que entra a la compañía casi al mismo tiempo que Baekhyun; el que posee una chispa traviesa en los ojos y una sonrisa gentil, pómulos altos y simpatía inquebrantable. Junto a él bromea y trabaja en las sesiones de canto, porque Jongdae canta hace años y sus agudos son terriblemente agudos y sus bajos son sorpresivamente profundos.
Chanyeol le presenta al chico que lleva más de seis años entrenando y al que vivía en Canadá y que se las está apañando para aprender a rapear en otro idioma. Jongdae le comenta sobre el chico chino que no sabe más que unas cuantas frases básicas en coreano  y sobre el que no aparenta en absoluto su edad y que una vez le ha ayudado con un paso de hip hop.
A Yixing lo conoce en las prácticas de baile. El profesor le llama la atención cuando no ha dejado de moverse a pesar de que han detenido la música y por la forma en que conjuga mal los verbos y debe preguntar al chico con facciones delicadas, Baekhyun sospecha que es chino. Habla con calma en contadas ocasiones y no duda en alejarse de conversaciones durante los momentos libres si puede volver a la sala de prácticas, poner música y bailar.
Un par de días después, le sorprende darse cuenta de que Yixing es de lo primeros en llegar —incluso antes que el chico moreno que sigue en la escuela— y de los últimos en irse. Una vez se lo topa cuando sale a comer con Chanyeol; no se anima a preguntarle si quiere acompañarlos y también supone que no lo hará: ya lleva en sus manos un snack y un libro de coreano a medio abrir. Y para el momento en que regresan, ya está practicando.
La competencia es dura. Hay muchos chicos tan o más capacitados que Baekhyun, que han hecho lo mismo o aún más sacrificios. Que han soportado el estrés por más tiempo. Que tienen más determinación.
Le cuesta aceptarlo, pero quizás el optimismo de Baekhyun esté flaqueando.

.

El día que los reúnen en una sala de conferencias, hay quince sillas y doce pilas de papeles. La atmósfera parece comprimida y calurosa y no ayuda que los ventanales estén cerrados para aislarlos del bullicio exterior. Chanyeol está allí, sentado junto a él y al chico de piel oscura que mueve incesantemente los dedos de sus manos en un ritmo que sólo él escucha. También está Sehun, el niño que le había parecido tímido al principio pero que luego le dio una grata sorpresa. Y Jongdae, quien intenta no demostrar su nerviosismo a través de sonrisas grandes y audaces que parecen no afectar al chico con ojos grandes y expresión seria sentado a su lado.
Antes de que inicie la reunión, Baekhyun saluda a lo lejos a Zitao, el chico chino con el que ha empezado a llevarse bien. Aunque tampoco está completamente seguro, el coreano de Zitao no ha mejorado mucho y sus conversaciones son puras mímicas y malentendidos. Zitao se encuentra junto a los demás extranjeros y rara vez se despega de ellos —a veces parecen un escuadrón. Baekhyun no puede más que observarlos con casi admiración y envidia: donde todos son competidores solitarios, ellos parecen amigos—; entonces Baekhyun nota que quizás son demasiados trainees juntos. Y que el tercio de ellos hablan en otro idioma.
La reunión no es larga. El tiempo siempre es valioso en la compañía, así que hacen una pequeña introducción y directo al punto principal: creen que los aspirantes allí cumplen con los requisitos que la compañía proyectó para su próximo nuevo grupo. Baekhyun debe tragar saliva mientras su mente lo comprende. El aire acondicionado no es tan refrescante como debería y quizás todos están un poquito demasiado sudados cuando les permiten retirarse.
Debutarán.
Es un proyecto de grupo complicado de procesar, pero es interesante y debutarán. Las emociones quiebran sus rostros. Para cuando la idea se asienta en su estómago, Baekhyun ya ha decidido cómo se presentará al mundo. Divertido con un toque de misterio, y quizás un poco adorable. Necesita oír el breve ataque de nervios de Jongdae una hora más tarde para notar las miradas intimidantes de los demás; para darse cuenta. Ambos llevan pocos meses entrenando y ya debutarán. Imagina que es un insulto para la gente como Junmyeon y Yifan, que llevan años forjándose un nombre entre los trainees. Deben creer que no lo merecen. Quizás tienen razón; quizás lo han tenido un poco más fácil, con pocos rechazos y casi ningún amigo que haya abandonado la compañía y se aleje de ellos porque han persistido. Quizás es demasiado pronto, si ni siquiera han tenido que consultar al médico ni una vez.
La próxima vez que reúnen a los doce, Baekhyun siente que su estómago se torcerá en algún momento y tiene la necesidad de hablar más y más rápido. Afortunadamente, nadie parece querer deshacerse de él y encuentra relajante la sonrisa suave de Yixing.

.

Los doce pasan juntos más horas de las que debería ser recomendable. Pero ya deben ir acostumbrándose, serán un grupo —exitoso, sin lugar a dudas; porque en la compañía no hay lugar para nada que no sea éxito— y pasarán más tiempo juntos que a solas o con sus familias. Todos aprenden a llevarse lo mejor posible, aun si a Baekhyun nunca le fue difícil. Junmyeon sigue siendo agradable y cuidadoso, Yifan y Zitao ya no le parecen intimidantes en absoluto y Minseok y Kyungsoo se sueltan más y empiezan a bromear con ellos. Incluso Jongin deja de parecer lejano y frío y los ayuda a estirar para evitar desgarres.
Empiezan a crear un sentimiento de grupo.
Pero cuando más a gusto se encuentran, son fragmentados en dos unidades. Porque poseen ese concepto de que son uno, pero son dos, y la unidad divida en dos mercados venderá más cuando reciten sus líneas con sentimientos de nostalgia.
Practican coreografías por separado. Tanto Minseok como Jongdae son agrupados con los trainees chinos y rápidamente se llevan bien. Luhan es quien inmediatamente deja de lanzar pequeñas miraditas cuidadosas al segundo y se vuelve amigo del primero; Yixing es el siguiente, ofreciéndoles sonrisas tranquilas y prácticas de baile. Llega un momento en que los seis pasan sus tiempos libre juntos, comiendo dubboki o jjajangmyun.
Baekhyun no los envidia tanto. Él se lleva bien con todos los de su grupo y puede hacer caso omiso de las pequeñas tensiones que en contadas ocasiones ocurren entre los otros miembros. Además, Chanyeol está con él y se han vuelto mejores amigos. Con él, las risas y el ruido se multiplica y el ambiente es más ameno e incluso Jongin y Kyungsoo se unen a las bromas.
Sin embargo, no todo es risas. Porque aún no debutan, porque aún no están listos, porque aún puede ser prescindibles. Practican coreografías más de seis horas al día y luego se internan en el estudio. Ha visto a Zitao ejercitar y saltar hasta que su entrenador de wushu le ordena descansar y a Junmyeon discutir horarios con el manager. Ha visto a Jongin y a Yixing bailar hasta que los músculos se estresan y sus cuerpos se hallan al borde del colapso. Ha visto a Minseok internarse en el gimnasio y evitar comidas por una dieta restrictiva y ha visto a Chanyeol cronometrar sus palabras.
Ha visto y ha padecido lo que podría ser un abuso psicológico donde los principales abusadores son ellos mismos. Porque quieren llenar y superar expectativas, quieren debutar y triunfar. Hacer valer el esfuerzo. Pero para eso deben esforzarse más y Baekhyun se interna en el estudio. Canta por horas y horas, y cuando siente que su voz se está quebrando, toma té con miel y sigue cantando. Canta hasta que lo colma la frustración y horribles sollozos escapan de su garganta. Luhan lo encuentra así una vez, con lágrimas en los ojos y lloriqueos quebrados, pero no le dice nada y solo lo contempla por unos segundos. Su mirada contiene poco de compasión y mucho de entendimiento; así que cuando caminan de regreso al dormitorio, Luhan le compra un pañuelo de gasa porque en algún lugar ha leído que ayuda al cuidado de la garganta y Baekhyun le compra té a cambio, con una sonrisa enorme. Sonríen y no hablan de que mañana volverán a practicar notas a las que difícilmente llegan porque la frustración aún está anudada en sus pechos.
Hablan bastante. El coreano de Luhan es el más avanzado entre los extranjeros y Baekhyun casi no debe hacer mímicas para hacerse entender aun con frases simples, como le sucede con Zitao. Yifan también tiene cierta facilidad con el idioma y tratar con él ha sido mucho más fácil de lo que imaginaba. Yixing es otro tema; siempre parece distraído, en su propio planeta, y no le presta atención. Y eso a Baekhyun le molesta. Incluso llega a preguntarse —y preguntarle a Chanyeol, quien está siempre dispuesto a bromear— qué hay en ese planeta. ¿Opio y licor de bananas? ¿Mujeres desnudas sobre pavos reales? Sin embargo, cuando llegan a la puerta del dormitorio y se encuentran con Yixing allí, éste les dirige una sonrisa cansada y los pensamientos de Baekhyun se vuelven más despectivos porque Yixing simplemente le sonríe antes de conducir a Luhan hacia una charla al parecer divertida y en mandarín.
Baekhyun sospecha que relacionarse con Yixing es tan fácil como complicado. El chico trata a todos bien, pero no trata realmente con casi nadie. Y Baekhyun no tiene el tiempo para realmente intentarlo ahora. Estarán en el mismo grupo, así que eventualmente serán amigos.

.

Bañarse de a dos ahorra tiempo. El tiempo es crítico cuando están a una semana de debutar. Además, ayuda a estrechar lazos con sus compañeros de grupo. Especialmente con Sehun, ya que descubre que el chico no solo es divertido, sino que, incluso tras las formalidades, esconde una veta de maldad y sarcasmo que es tan entretenida como peligrosa.
—Tienes la voz ronca, hyung. Bajas dos notas más y eres Chanyeol —comenta Sehun mientras regula la temperatura de agua. Baekhyun hace un par de gárgaras y tose.
—No estamos quedando sin té —responde y tose un poco más—. Y ya desearía Chanyeol tener mi voz —añade fingiendo una voz más grave. Falla, porque se quiebra tras el nombre de su amigo y termina la frase en un susurro. Sehun se ríe ligeramente y le frota la parte trasera del cuello—. Solo espero estar bien para el showcase.
Sehun hace un ruido para indicar que lo escucha. Sería completamente insolente si no fuera que lo mira con atención por entre medio de los dedos llenos de shampoo.
—Estarás bien, hyung. No te preocupes tanto o quedarás como Jun… Suho-hyung. Por otro lado, si tienes miedo con la coreografía puedes simplemente pedirle a Yixing-hyung que te ayude.
—Lay —corrige de inmediato y sin pensar. Ya les han dado hace unas semanas sus nombres artísticos y para ahora deberían estar acostumbrados a llamarse así, pero Sehun a veces es un caso perdido. No es olvidadizo, simplemente no le importaba hacerlo en sus ratos libres porque no sentía el deber. Y ahora, con el manager respirándole en la nuca y el showcase a días, le cuesta acostumbrarse. Junmyeon es ahora Suho, Yifan es Kris, Jongdae es Chen y no te preocupes, hyung; frente a la cámara lo diré bien—. Espera, ¿qué?
Le da la sensación de que el chico pone los ojos en blanco, pero no puede verlo. Tiene acondicionador en el pelo y espuma colgando peligrosamente de sus pestañas como para fijarse.
—He visto cómo lo miras bailar. Como si estuvieras inseguro. Y sé que te cuesta un poco el paso cuando Jongin grita —contesta y Baekhyun está demasiado sorprendido de que el chico tenga de hecho capacidad de observación como para corregirle Kai o negarse—. Deberías preguntarle. Yixing-hyung es bastante bueno.
Lo sabe. Siempre dio esa impresión de bondad. A veces demasiada. Bien podría volverse un blanco para Baekhyun si simplemente se sintiera cómodo con él. Y le es extraño porque él puede bromear con cualquier persona o de cualquier persona, ya sea si le agrada o no. La única diferencia es que es sutil y terriblemente despiadado con quienes no son de su simpatía —los que afortunadamente son pocos, solo un par de profesores y un chico especialmente odioso de la compañía.
—No hemos hablado mucho, casi no va a las clases de práctica frente a la cámara o lo que sean —bufa. Esas clases son una idiotez para él y ojalá pudiera ingeniárselas para salteárselas como Yixing. Quizás debería preguntarle su técnica.
—No las necesita.
—¿Qué?
Sehun se encoge de hombros despreocupadamente mientras se quita restos de jabón y se gira para lavarse dentro del bóxer, lejos de cualquier mirada de Baekhyun, quien realmente no lo mira.
—Tao me dijo que era una especie de estrella infantil o algo así en China. No muy conocido pero sabe trabajar frente a las cámaras. Fíjate que solo se queda en clases cuando es sobre trato con fanáticas y bien ahora que vamos a debutar.
Entiende lo que Sehun le está queriendo decir. Yixing no solo sabe cuándo debe dirigirse a qué cámara, sino que de hecho sabe mirar hacia la cámara y responder. No se intimida mucho frente a una cámara ni frente a una multitud. Ya tiene experiencia en preguntas tramposas y en ridiculizarse a sí mismo. Ya tiene experiencia en ser entretenimiento.
Baekhyun no puede negar que está sorprendido. Y que encuentra casi irónico que sea de la persona más tranquila que ha conocido en una década. Ni siquiera logra preguntarle a Sehun si sabe algo más o cómo demonios logró entenderse con Tao, porque el mocoso ha aprovechado y se ha escurrido fuera de la ducha, dejándolo solo para limpiar el baño.

.

Durante el día solo toman té. Ensayan líneas para entrevistas cada tanto y las coreografías de sus canciones. Practican hasta que pueden pasar de History a Mama sin pensarlo dos veces, acomodándose en sus posiciones sin siquiera fijarse en los demás. Hasta que todos pueden transmitir los sentimientos de desolación y esperanza. Hasta que pueden unirse en un solo grupo y desintegrarse en EXO-K y EXO-M sin hacer notar la transición.
La medianoche los sorprende con los nervios a flor de piel y respiraciones pesadas. Nadie se anima a irse aún. Están cansados pero están a una noche de volver realidad sus sueños y, si han persistido por tanto tiempo, pueden hacerlo por unas horas más. Puede ver el brillo en los ojos de Junmyeon y se burla de él; es una broma casi inofensiva porque puede ver un brillo similar en Jongin, Yixing y Yifan. Y no debería ser diferente al que poseen todos, incluso él mismo, pero así lo percibe Baekhyun. Es un brillo que contiene más sudor y palabras de ánimo propio, que nace de esas capacidades que han ido puliendo a lo largo de los años y que ahora resplandecerán como fina platería.
Baekhyun se mira en el espejo. Tiene el pelo mojado y pegado a sus sienes. Quizás su brillo es un poco tosco aún, pero está brillando también y con la magia del maquillaje y la ropa metalizada su brillo puede ser como el de cualquier estrella. Porque ha llegado la noche y él será una estrella también. Y sabrá lo que es ser una estrella, y sentirá lo que siente una estrella y, oh maldición ¿cómo demonios sabrán que son estrellas si son todos un puñado de mocosos tan preparados como inexpertos?
Es extraño que se encuentre así; está nervioso, sumamente nervioso y ríe en octavas más agudas y habla más sin pensar realmente en lo que dice, solo para animar a los demás, a sus compañeros de grupo. Están a una hora de debutar y él comenta que aquello parece un contrato matrimonial. Que todos se van a casar con todos y hasta Kyungsoo quiebra su expresión de seriedad con una sonrisa rara.
—¿Quién llevará el ramo? —exclama Jongdae. Yixing alza la mano y todos se parten de la risa. Entonces Baekhyun no puede seguir bromeando. Se dice a sí mismo que es porque puede ver que Yixing realmente no comprendió la broma. Aun así, todos están un poco más relajados. Solo un poco, porque Luhan sigue mordiéndose el labio inferior y Minseok ya está secándose la transpiración. Jongin y Zitao estiran, Sehun se pega a un lado de Junmyeon y Yifan repite frases en coreano por lo bajo. Si a eso le suma el ruido de la gente del staff yendo y viniendo y el hormigueo en su propio cuerpo, la situación es caótica.
Solo encuentra un sutil estado de serenidad alrededor en Yixing, quien sonríe ligeramente mientras mira a su alrededor. Debería envidiarle, pero solo quiere saber el porqué de su tranquilidad. Al acercarse, nota que sí está nervioso pero no tanto como los otros y por qué por qué por qué. Le toma unos segundos recordar que Yixing no es completamente ignorante a la fama. Aun si hubiese sido por solo cinco minutos, su nombre estuvo en la boca de miles de personas.
—Yixing-ah, ¿qué se siente ser una estrella? —pregunta de repente, casi por lo bajo, y la mirada sorprendida del aludido puede apenas compararse con la que él mismo posee. Baekhyun habla por impulsos y rara vez se arrepiente, pero cuando lo hace, pretende que todo está bien. Así que recompone su expresión y espera por una respuesta.
Yixing frunce ligeramente el ceño y parece pensarlo con calma. Lento, piensa Baekhyun.
—Cuando esté en el cielo, te cuento.
Y es raro. Es jodidamente raro porque nadie te da una respuesta así. Asiente por cortesía y se aleja; demasiado tiene con las dudas y el nerviosismo zumbando en su cabeza como para ponerse a pedir explicaciones. Supone que Yixing simplemente no le comprendió.

.

Dos showcases significan el doble de estrés y de gritos histéricos en la multitud. Afortunadamente también significan el doble de satisfacción y de oportunidades de ser el centro de atención. Brillan el doble; sus ropas, sus maquillajes, sus peinados, sus personalidades. Su sonrisa se agranda con mayor facilidad que de costumbre y, mierda, ser una estrella se siente bien.
Ahora todo Corea y China los conocen y sus nombres están en las bocas de no miles, sino millones de personas. Fotos sacadas con celulares y cámaras profesionales empiezan a saturar sitios de Internet y los bombardean a preguntas. Todos quieren saber más sobre ellos. Sin embargo, todos será a su debido tiempo, tal y como les dice el manager. La compañía tiene el futuro del grupo planeado y ellos solo tienen que seguirlo con cuidado. Y por el momento EXO-M tiene un dormitorio alquilado en China, mientras EXO-K tiene que dar una entrevista en el centro de Seúl.
Se separan y, en cierta forma, se siente. Faltan los comentarios agudos de Jongdae y las muecas de Zitao. La sala de prácticas se siente un poco más vacía e intentar convertir a Sehun en una persona respetuosa es más difícil sin Luhan o Yifan cerca.
Pero tampoco se siente tanto, porque promocionan y promocionan y siempre necesitan promocionar un poco más para ser más reconocidos. Para ser el grupo novato del año, el que deje la impresión más profunda, el que la población no olvide en dos meses. Y cuando menos se dan cuenta, a pesar de que los días se han alargado y las horas de sueño han disminuido, el tiempo se pasa volando.
Entonces vuelven a estar los doce encerrados en una sala de ensayos. Los abrazos de Zitao podrían romperle la espalda y Minseok confiesa que extrañó Corea, pero Baekhyun sabe que Minseok no habla de sus sentimientos y que lo que realmente quiere decir es que los ha extrañado a ellos. Entonces Baekhyun le contesta que sí, sí, también los extrañé mucho, incluso la altura de King Kong de Yifan y la carita de Caperucita de Luhan, y  no, no fui el único porque estoy seguro de que Junmyeon lloraba cada vez que terminaba de hablar por teléfono con Jongdae pero tampoco estoy tan seguro porque, hyung, ¿la cara de Junmyeon llorando?, eso puede ser traumático y a mí me gusta dormir en paz en las noches. Saludos y abrazos, anécdotas de los últimos meses y aplausos breves de su manager para llamarles la atención.
Evita confesar que no está seguro de si extrañó a Yixing. Nunca ha logrado relacionarse mucho con el chico como para concebir ese sentimiento.

.


Ha incorporado tomar vitaminas a su rutina con una facilidad increíble. Debe hacerlo dos veces al día como mínimo, según Junmyeon, porque el desgaste físico últimamente es vertiginoso y Baekhyun no está tan acostumbrado como otros. Como los bailarines, repone mentalmente porque lo ha visto: Jongin a veces solo se detenía cuando Junmyeon paraba la música y le dejaba la tableta de pastillas y una botella de agua sobre la mesa. Y lo entiende, ya que están preparando el álbum de regreso y las presentaciones deben ser espectaculares si quieren consolidarse en el mercado.
Así que practican nuevas coreografías que tienen unos cuantos pasos complicadas cuando deben ejecutarlos al ritmo veloz de la canción. No le gusta admitirlo, pero necesita ayuda en ciertos momentos. El coreógrafo y Jongin suelen ayudar a Jongdae y Chanyeol, así que Baekhyun opta por pararse cerca de Yifan, quien escucha con atención los consejos de Yixing. Pero hablan en mandarín y de mandarín solo recuerda que Chen suena como naranja. Está por alejarse nuevamente cuando Yixing lo llama y le sonríe con amabilidad.
Y Yixing es mucho más agradable de lo que hubiera imaginado. No solo les explica, sino que les tiene mucha paciencia, en especial a Yifan y Jongdae que actúan como si para bailar necesitaran un milagro. A veces, incluso, se quedan charlando un rato. Descubre que Yixing extraña muchísimo a sus abuelos y que le cuesta más el coreano informal que el formal. Además, que tiene algún tipo de enfermedad que no logra explicar y que el hoyuelo en su mejilla se presenta con gran facilidad a lo largo de la conversación.
Yixing bien podría ser una paradoja alarmante en sí mismo. Posee un aire distraído, reservado, y sin embargo es una estrella. Tiene una enfermedad que lo hace hipersensible a heridas y escoge una profesión donde acaba con músculos resentidos y cientos de hematomas que tardan semanas en desaparecer. Es amable cuando habla y terriblemente feroz cuando baila. Es buen compañero y difícil de acercarse. Es casi incomprensible y parece aburrido.
Pero ante todo es una paradoja y eso es lo que lo vuelve interesante.
Baekhyun quiere saber más de él, solo no sabe cómo. Y eso lo frustra. Lo frustra terriblemente porque él jamás ha tenido ese inconveniente. Baekhyun puede hacerse amigo hasta con el chico que le trae el delivery de pollo frito a Jongin cada sábado pero no con Yixing. Éste es distinto; no parece atraído por el carisma de Baekhyun ni intenta forzar una amistad. Simplemente se tratan con amabilidad y luego Yixing se pone a hablar con Luhan y él acaba riéndose con Chanyeol.
Recién cuando viajan a California y pasan por Disney es cuando siente que son más cercanos. Andan por los juegos juntos, bromean con todo el grupo y Yixing lo abraza. Puede notar las cámaras de algunas fanáticas aun cuando están en sus pocos momentos de descanso y que lo abracen no debería ser raro. Son idols, deben buscar contacto físico todo el tiempo entre compañeros hasta que lo naturalizan y lo hacen automáticamente. Chanyeol y Suho lo abrazan constantemente, Kai le pasa la mano por el hombro de vez en cuando y Tao se apoya en él cada vez más seguido. Pero Yixing ni cuando es Lay lo hace.
Lay solo tiene contacto físico con los miembros que son sus amigos. Entonces ellos no son solo compañeros de grupo. Pero tampoco son amigos.
No sabe qué demonios son.

.

Han filmado el teaser, han filmado ambas versiones del vídeo musical y se han convertido en algo que no son. Deben actuar como si sus manos tuvieran garras y él debe utilizar nuevamente delineador para enfatizar una ferocidad animal que Jongdae le dice que no posee, secundado por las carcajadas insolentes de Zitao. Tienen el disco listo y las promociones a la vuelta de la esquina.
Tienen nuevos peinados y nueva ropa, pero siguen brillando. Se presentan en shows musicales y varios escenarios, y ya no tienen el mismo nerviosismo que cuando apenas debutaron ni se siente como volver a participar del Festival de Música de la secundaria. Se mueven con un poco más de seguridad y la gente los aclama. Los han extrañado y quieren que se queden. Quieren seguir viéndolos brillar.
Eso es indudable cuando ganan por primera vez.
La felicidad los asalta apenas los anuncian ganadores y Suho se quiebra y Junmyeon se pone a llorar en televisión nacional y Dios, líder-hyung, jamás te dejaremos olvidar esto durante toda tu existencia terrenal, y en  la celestial -o en lo que sea que creas- también. Más tarde, Jongin y Yixing se largan también a llorar en el backstage y Baekhyun considera en ir a consolarlos, pero Jongdae se le adelanta y abraza a Yixing con una sonrisa porque es un momento feliz y las lágrimas podrán ser de alegría pero siempre es mejor festejar.
Baekhyun no puede bromear más por el momento. Los entiende. Finalmente sus brillos han sido notados y la satisfacción que conlleva es arrolladora. Después de tantos años de esfuerzo y perseverancia, han sido reconocidos.
Ahora están brillando con mayor fuerza.

.

Los días se pasan volando, atrapados entre cientos de actividades y ensayos. Tienen muchas entrevistas de radio y participan en shows de variedades. Finalmente son los doce un solo grupo y tienen la seguridad de que no los separarán por un buen tiempo. Y realmente es genial viajar, entre Corea del Sur y China. A pesar de atravesar el sufrimiento de los aeropuertos, conocer una nueva cultura es interesante y ver la alegría de sentirse en casa de los miembros extranjeros es reconfortante.
En varias ocasiones se ha sentido culpable porque puede ver las llamadas a escondidas que realizan Yixing y Yifan a la noche y los ojos acuosos de Zitao. Luhan lo esconde mejor, pero canta siempre que prepara té con miel para los dos y cuando él se animó a preguntarle qué canción era, Luhan demoró en responder que era una de cuna. Así que Baekhyun se siente mal, porque él no está muy lejos de su familia y aun así no los visita muy seguido. Se excusa a sí mismo con que está trabajando, y debe trabajar mucho para reponer todos los años que no practicó.
Así que ahora ver el estado animado de Yixing y Zitao que hablan con Luhan en un mandarín acelerado cargado de risas, es entretenido y le dan ganas de burlarse, pero están ahí para trabajar después de todo y se centra en arreglarse para la cámara. Participan de shows de variedades ridículamente divertidos donde los disfrazan de pollos y se ríen de Kris y Tao, o donde Kai camina como gorila y Suho y Tao casi se besan y Lay y Sehun mandan todo al demonio y de hecho unen sus labios.
Chanyeol se ríe mientras le pregunta a Sehun qué tal estuvo y éste se encoge de hombros y contesta bien como si le preguntaran sobre el clima, con esa veta malvada que Baekhyun siempre supo que poseía, mientras los apuran para reunirse y continuar grabando.
Y una mierda. Baekhyun está cansado, cansado de todo por el momento, por lo que abraza a Kris para sostenerse.
—¿Estás bien? —le pregunta Kyungsoo y él le dice que sí, que todo está perfecto. Sin embargo, parece no creerle—. Yixing y Luhan están viendo quién quiere escaparse más tarde e ir a tomar algo, pero si te sientes mal podemos quedarnos. —Kyungsoo es un gran amigo. Nunca pensó que se volvería casi tan cercano a él como lo es con Chanyeol. Siempre tiene una expresión de mal humor y tan poca paciencia que es divertido hacerle perder los estribos, pero al final del día Kyungsoo siempre se sienta a su lado si siente que es necesario.
—Perfecto. No podemos perdernos a Minseok-hyung y sus intentos fallidos de no morir de la vergüenza cuando Junmyeon y Jongdae estén ebrios.
Es una mentira; ambos lo saben. Kyungsoo lo mira con esos ojos redondos que tiene y que lo hacen ver tierno. Mas, Baekhyun está seguro de que lo está juzgando. Incluso juraría que en otra vida, Kyungsoo fue un juez porque se toma su tiempo en dar su veredicto. Asiente.
Igual no importa. Ser estrellas tiene sus desventajas: la gente los reconoce con facilidad y las fanáticas hacen que sea casi imposible escabullirse. Ahora son entretenimiento hasta cuando no quieren serlo. Además, todos acabarán agotados y la mayoría se irán a dormir. Mañana tienen que seguir trabajando.
Y lo que importa es el trabajo.

.

Le cuesta un poco pero logra sonsacarle a Junmyeon lo que ha estado hablando con el manager sin tener que recurrir a Zitao y sus tácticas tiernas. Tendrán su propio show de variedades. Es solo un rumor por ahora, pero el éxito del grupo es innegable y será tarde o temprano. Por el momento solo deben concentrarse en continuar promocionando la última canción.
Recién en octubre es cuando el rumor se confirma. Oficialmente ya no promocionan más, pero siguen presentándose a donde los inviten. Ya dominan las coreografías y el arte de presentarse frente a las cámaras. Pero pareciera que todos repentinamente lo olvidan cuando se sientan en una mesa rectangular y se vuelven tímidos y no saben qué hacer. Es Chanyeol quien salta y adopta el rol de MC, como si fuera su propio show de variedades. Y con Chanyeol, ser entretenimiento siempre es fácil: no solo es su mejor amigo, sino que ambos tienen personalidades similares y aspiran a lo mismo. Así que entre los dos intentan hacer que todos participen y que sea entretenido.
—Estuvo bien —sonríe Chanyeol más tarde y es casi imposible no contagiarse de su buen ánimo.
—Claro que estuvo bien, estaba yo —dice con socarronería—. Excepto algunas introducciones y tu MC, Yoda.
Chanyeol intenta ahorcarlo en broma, fingiendo molestia.
—¿Introducciones?
—Síp. Todos estuvieron probando el micrófono de esa manera tan formal y aburrida. Hasta Lay-hyung. Aún no entiendo qué hacía Lay.
El rostro de Chanyeol adopta una expresión cercana a la seriedad. Y por muy lindo que se pueda ver así, es extraño que no tenga su enorme sonrisa.
—Pensé que te llevabas mejor con Yixing-ge. Él es muy simpático.
Se encoge de hombros. Es raro oír que lo llamen así. Entonces recuerda que tanto Chanyeol como Yixing tocan la guitarra y más de una vez se juntan por horas a componer temas que olvidan en cuestión de días si no los anotan. No debería quizás, pero se siente un poco traicionado  y dejado de lado.
Él también pensaba que se llevaban mejor. Antes se abrazaban más seguido y a veces siente que le cosquillea la mano cuando piensa en cuando tuvieron que tomarse de las manos para cumplir con el castigo de un juego de radio. Pero ahora solo charlan de vez en cuando. Yixing se concentra más en componer y bailar, bailar y bailar; y él se apunta para trabajitos de MC y cantar, cantar y cantar.
Entonces nota que más allá de EXO, no tienen intereses en común. Solo ser estrellas.
Y eso está bien. Debería estar bien.

.

Que Jongdae esté en Corea tiende a hacer todo un poco más divertido. Chanyeol podrá ser su mejor amigo con quien hace cientos de tonterías y Kyungsoo podrá ser el mejor blanco a molestar, pero cuando Jongdae no está, él lo extraña. Quizás porque ambos entraron juntos a la compañía y puede entender sus sentimientos o preocupaciones. O quizás porque, a pesar de ser un poco más amable y nervioso, Jongdae es el mejor aliado o el peor enemigo. Él siempre tiene una respuesta rápida y sarcástica para sus comentarios y es quien consigue de alguna forma la mejor información para chantajear a Junmyeon y Jongin.
Y tal vez es un poco observador. De hecho, Baekhyun últimamente se asusta porque todos parecen ser más observadores de lo que él creía.
—¿Te incomoda Yixing-hyung?
Niega de inmediato. Ni siquiera entiende por qué trae eso a colación, cuando están practicando la balada que deben presentar en diciembre y Luhan está solo a unos pasos, preparando té con miel.
—No completamente —se confiesa y solo lo hace porque siente los ojos de Kyungsoo pegados en él y esa mirada juzgadora siempre lo desarma—. Solo… es raro.
—Es Yixing-hyung. Raro es normal en él.
—Pero es que… ¡¿qué se le dio con la casa de mi abuela?! —Suena como un chillido. Está chillando porque eso excede su cuota de anormalidad. En las grabaciones de los últimos dos episodios ha estado mencionando continuamente que quiere ir a la casa de su abuela y Baekhyun no está seguro de si Yixing jamás comprendió que era una broma o qué, para aferrarse tanto a eso.
Jongdae se echa a reír a carcajadas, con su risa aguda y ojos acuosos. Baekhyun mira a Kyungsoo quien solo se encoge de hombros y espera impaciente una explicación sobre qué es lo gracioso allí. Hasta Luhan se acerca un poco a curiosear.
—¡Te está trolleando! ¡Yixing-hyung te está trolleando! —dice finalmente entre risas ahogadas.
—¿Qué?
—Vamos, ¿no te has dado cuenta? —Y no, no lo ha hecho. Claramente no ha reconocido lo que Jongdae encuentra tan obvio—. Yixing-hyung tiene un humor a veces raro y difícil de captar. ¿Será porque casi nunca lo muestra…? —añade  y se queda pensativo por unos segundos—. Sino pregúntale a Luhan. —Éste solo asiente—. Fíjate que molesta varias veces a Minseok-hyung y, más que nada, a Yifan-hyung.
Tal vez no le ha prestado tanta atención. Podría excusarse de varias maneras pero no tiene ganas. Tampoco debería necesitar hacerlo.
—¿Y eso qué quiere decir?
—Se siente cómodo.
Parpadea por unos segundos. No está seguro de si comprende correctamente. Jongdae, en cambio, sonríe como si fuera lo más obvio del mundo y Baekhyun fuera un terrible idiota. Es Luhan quien finalmente aclara:
—Que te aprecia mucho.

.

La tranquilidad no es algo que Baekhyun haya deseado alguna vez. A él le gusta el ruido, las risas, la música estridente. Le gusta hablar y que la vida sea una sucesión de momentos divertidos. Es otra razón por la que eligió el mundo del espectáculo: nada parece aburrido. Siempre hay cámaras apuntando, luces radiantes y colores fuertes. Risas un poco exageradas y buen humor. Bailes enérgicos y canciones con ritmos poderosos.
Sin embargo, hay ocasiones en las que necesita oír una poderosa balada y charlar entre susurros. Miradas de verdadera confianza y un ambiente más acogedor. La mayoría de las veces recurre a su madre, otras a ciertos amigos. Esta vez acaba en el estudio de grabación. Hay un piano sonando y tras él está sentado Yixing. Por supuesto, el chico también sabe tocar el piano y solo falta que realmente cure el cáncer o la meningitis. Tal vez está sonando un poco amargo en su propia mente, pero cuando no puede eludirse a favor del trabajo y la diversión, en esos pequeños instantes, Baekhyun también es amargo.
Pero Yixing no se lo merece. Es difícil establecer un vínculo claro con él, pero no por eso debe rendirse.
—Te llevo a la casa de mi abuela si me enseñas a tocar —ofrece en voz alta y Yixing levanta la vista sorprendido. Pareciera que tocar un instrumento le produce la misma abstracción que tiene al bailar.
Yixing lo mira confundido y Baekhyun debe repetir lo que ha dicho para que, momentos más tarde, de su cara se despeje toda duda. Con un gesto lo invita a acercarse y le deja lugar en el taburete. Él se sienta a su lado y no le aclara que, en realidad, no lo necesita. Ya ha aprendido algo de piano durante la secundaria. Asistió a muchas clases y logró poco, pero puede ejecutar las escalas musicales y una que otra canción sin muchas dificultades. Todo lo contrario a Yixing quien no es un prodigio, pero tampoco está lejos de serlo.
Le enseña el instrumental de su nueva balada en relativa calma y a Baekhyun le lleva casi una hora dominar la primera estrofa. Yixing le ofrece continuar mañana y, aunque él sabe que se debe a que está anocheciendo, no puede evitar preguntar con sorna:
—¿Tanto quieres conocer a mi abuela?
Entonces Yixing se encoge de hombros ligeramente.
—Las abuelas son importantes cuando creces. —Y su coreano no es lo único que suena quebrado. El tono de su voz está cerca de ser un farfullo.
Baekhyun recuerda. Tal vez es un pésimo compañero de grupo o amigo o lo que sea, porque recién ahora lo recuerda. Yixing sacrificó mucho más para ser una estrella. Impuso distancia entre él y su familia que llamadas telefónicas no suplantan. Y  Yixing adora a su abuela y si no llora como Zitao cada vez que habla con ella es porque intenta no demostrar mucho sus emociones.
Y la persona a la que Yixing quiera tanto como para demostrarle sus verdaderas formas de ser, sus pequeñas incongruencias que Baekhyun solo sospecha, le produce curiosidad.
—Ella te alentó mucho, ¿no? A ser una estrella —pregunta, genuinamente interesado.
—No soy una estrella.
—¿Cómo que no? Ambos lo somos.
Yixing frunce el ceño y su larga nariz se arruga ligeramente en una expresión que Baekhyun jamás le vio. Podría encontrarlo hasta tierno. Está pensando. Lo piensa dos o tres veces y busca la manera de expresarse correctamente en coreano. Piensa por unos cuantos segundos y Baekhyun lo espera con una paciencia bastante rara en él.
—Las estrellas están en el cielo. Queman hidrógeno y guían a algunos navegantes, pero nada les importa; solo existen. Brillan por su propia cuenta. Nosotros no somos estrellas. Necesitamos que nos dirijan luces y que nos den algunas indicaciones. Para algunos nos vemos lejanos pero en realidad estamos cerca. Muy cerca. Necesitamos que se interesen por nosotros y nos aclamen para brillar. Nos esforzamos justamente por eso: porque nos dediquen minutos de su tiempo. Si brillamos frente a las cámaras es porque nos dejan brillar. Junmyeon y Jongin lo supieron de inmediato y a Yifan le costó un poco más asimilarlo. Los demás simplemente lo entendieron más tarde o lo saben inconscientemente. No somos estrellas. No brillamos con luz propia por más de lo que digan. Nos apagamos si nadie nos ve.
Lo escucha con atención y es casi increíble que ese sea Yixing, el mismo que a veces se ríe solo y parece habitar su propio mundo. O el que toca el piano y practica solo.  Pero es Yixing, con sus malas pronunciaciones y trastabilleos.
—¿Entonces dices que nuestro cariño hacia las fans es absolutamente falso?
—No, no. Absolutamente falso, no —se apresura a decir y murmura algo en mandarín antes de continuar—. Pero, necesitamos que nos quieran. Todos, como humanos. Recibimos y devolvemos cariño. A veces se siente más verdadero que otras. Entonces nos abrazamos y eso.
—No estoy seguro de dónde salió todo esto y cómo se conecta con la casa de mi abuela —ríe Baekhyun, un poco nervioso.
Yixing simplemente se encoge de hombros.
—Aún quiero conocerla.

.

Yixing continúa siendo una alarmante paradoja en sí mismo. Su rostro es alargado y puede parecer normal, pero se ve terriblemente masculino en los carteles de la ciudad. Parece ingenuo y relajado pero a veces habla con seriedad. Puede bailar hasta que su cuerpo colapse pero casi no se mueve si no es necesario. Se desvela por horas pero no puede despertar cuando está viajando. Es enigmático pero logra hacer saber qué quiere. Es tranquilo pero de vez en cuando posee una chispa de maldad que no se acerca a la de Sehun o Jongdae, pero existe.
—Sabes que si te dejo conocer a mi abuelita es porque confío que no serás una bestia como los otros, ¿no? —le pregunta antes de golpear la puerta. Yixing parpadea por unos segundos, luego se ríe y se apoya en él como si lo necesitara. Abraza sus hombros y promete que se comportará. Baekhyun no lo duda: siempre lo hace.
Es respetuoso pero lo arrincona en el baño. Sigue rutinas pero logra sorprenderle. Casi no dice nada pero comunica lo que quiere. Es gentil pero besa como un demonio.
Yixing continúa siendo una alarmante paradoja en sí mismo y Baekhyun continúa siendo mitad determinado, mitad testarudo y completamente optimista. Por lo que —así como logró debutar, ser el centro de atención, poner su rostro en las gigantografías de la ciudad, llevarse bien y de forma cómoda cerca de Yixing, y brillar frente a otras personas— está seguro de que logrará descifrarlo.
Y también, tal vez, que ninguno de los dos jamás se apaguen.


nota: iba a ser solo de Yixing trolleando a Baek, pero... Podrá ser leída en un futuro como una side-story de Golden boys, si alguna vez me pongo a escribir seriamente ese wip lol. Galletitas para quien sea que haya leído esto~


Tags: exo fanfic, fanfic, p:baeklay, rate: g
Subscribe

  • fic masterlist

    Finalmente, la masterlist de los fics publicados en este journal (básicamente, de 2014 en adelante), cositas anteriores se pueden encontrar…

  • [vixx] Algo parecido a la magia (suri, suri)

    Título: Algo parecido a la magia (suri, suri) Pareja: Ken/Hongbin (y quizás que alguna más~) Género: AU Rating: PG…

  • [vixx&exo] cosquillas en las manos

    Título: Cosquillas en las manos Pareja: Hongbin/Baekhyun | menor Hongbin/Hakyeon Género: AU Rating: NC-17 (i think?)…

  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 14 comments

  • fic masterlist

    Finalmente, la masterlist de los fics publicados en este journal (básicamente, de 2014 en adelante), cositas anteriores se pueden encontrar…

  • [vixx] Algo parecido a la magia (suri, suri)

    Título: Algo parecido a la magia (suri, suri) Pareja: Ken/Hongbin (y quizás que alguna más~) Género: AU Rating: PG…

  • [vixx&exo] cosquillas en las manos

    Título: Cosquillas en las manos Pareja: Hongbin/Baekhyun | menor Hongbin/Hakyeon Género: AU Rating: NC-17 (i think?)…